Archive for the ‘desmotivacion’ Category

CEOs make in a day what workers do in a year

The typical CEO of a top U.S. corporation earns more in a single workday than the average American takes home in an entire year. And there’s no sign that the gap is getting narrower.

A new study by the Institute for Policy Studies and Boston-based group United for a Fair Economy found that the CEOs of the 500 largest U.S. companies took home an average of $10.8 million in total compensation in 2006.

That’s about 364 times that of the average American worker, who earned just $29,544 in the same period.

The top 386 CEOs also enjoyed perks worth an average of $438,342 in 2006. A minimum wage worker would need to work 36 years to earn as much as CEOs obtained just in perks last year, the study found.

It’s a similar story with pensions. CEOs retire with an average $10.1 million in their retirement plans. In contrast, barely more than a third of American households headed by an individual 65 or older held any type of retirement account in 2004 and those accounts that did exist averaged only $173,552 per household.

For those at the top of the 20 largest companies in the U.S, however, the rewards were even greater, averaging $36.4 million. This figure is three times the average of $12.5 million earned by the 20 highest-paid European CEOs.

In comparison, members of the U.S. executive branch of government averaged just $198,369 and generals in the U.S. military $178,542.

“Individuals who sit atop America’s business enterprises are capturing far more compensation for their labors than individual leaders in other fields who appear to hold the same exact leadership skill set,” the report argued.

Yet CEO pay pales in comparison to the sums earned by those in the most lucrative jobs in the U.S. The average compensation for the mangers of the country’s top 20 hedge funds was an eye-watering $655.5 million in 2006, with four having earned more than $1 billion in the last year alone.

Sam Pizzigati of the Institute for Policy Studies said that these huge pay gaps could cause real problems because they drained leadership talent out of the government and not-for-profit sectors.

“The soaring pay gap between business executives and elected leaders in government essentially makes corruption inevitable,” he added..

“With such huge windfalls at stake, business leaders have a powerful incentive to manipulate the political decisions that affect corporate earnings.”

Sarah Anderson, lead author of the study, added that despite changes to the reporting regulations that have made it difficult to compare this year’s CEO-worker wage gap to previous years, it is clear that the overall trend has not changed.

In 1965, U.S chief executives in major companies earned 24 times more than an average worker. In 1980, the ratio was 40-1. The gap then surged in the 1990s and hit 300 at the end of the recovery in 2000.

“We certainly haven’t seen any real retreat on CEO pay,” Anderson said. “Even companies that are heading toward crisis are continuing to pay huge sums.”

This article comes from http://www.management-issues.com

Advertisements

Factores que Generan Stress Laboral

  1. Ambigüedad del rol: se produce cuando se proporciona información imprecisa, poco clara o incompleta respecto a las tareas que se han de llevar a cabo o el rol que se espera que desempeñe una persona, tanto en lo referente a metas (qué hacer), métodos y recursos por utilizar (cómo hacerlo), como a normas y políticas de la organización, explícitas o implícitas. Este factor puede tener una especial incidencia a la hora de recibir un trabajador nuevo en una organización, debido a que se presupone que el personal ya tiene algún conocimiento respecto a cual es su trabajo y cómo ha de llevarlo a cabo, dando así por supuesto que cumplirá las expectativas que la organización ha depositado en él. Desde la perspectiva del trabajador esta situación puede producirle estados de angustia y ansiedad debido a dos motivos fundamentales: incertidumbre sobre lo que se espera de él (asunción de roles) y falta de conocimiento de los límites precisos de su tarea.
  2. Conflicto de rol: se produce como consecuencia de la falta de adecuación entre el rol esperado por la organización y los valores que posee el trabajador. Las modalidades más habituales de conflicto de rol son: conflicto interno, donde el individuo se resiste a hacer algo que se le pidió, por estar en contra de sus valores o por considerar que no corresponde a su rol. Conflicto externo, se produce cuando dos superiores imponen órdenes o indicaciones opuestas, si se cumple con uno no se cumple con otro.
  3. Sobrecarga de trabajo, debido a: factores de la organización: – contar con escaso personal y como consecuencia cada trabajador estará obligado a asumir mayor cantidad de tareas. – Una inadecuada organización del trabajo, teniendo que emplear más tiempo del necesario para algunas actividades, con lo que se suma una presión de tiempo, o produciéndose un reparto desproporcionado de tareas que hace que unos estén muy presionados y otros desahogados, lo que a su vez origina conflictos entre el personal. Factores individuales: un elevado nivel de autoexigencia, búsqueda de un perfeccionismo en el trabajo, dificultad de delegar la realización de tareas o toma de decisiones, inadecuada estructuración del tiempo, competitividad, falta de interés por el trabajo que se realiza, etc.
  4. Juegos de poder: en los que priman las relaciones personales sobre la formación y preparación del trabajador. Esta situación se puede convertir en un elemento importante de desmotivación y, asímismo, dar lugar a una competitividad de influencias a través de las relaciones personales.
  5. Inadecuación de status: ocupar un lugar en la organización que se encuentre por debajo o por encima de la capacidad/formación real del individuo. Produciendo, en el primer caso, insatisfacción y en ocasiones desinterés que suponen malestar para el trabajador, y, en el segundo, situaciones de excesiva demanda que provocan una tensión continuada.

Cuantificar la DesMotivación

Todos los meses te encuentras frente a tu recibo de sueldo. Y básicamente pasan dos cosas:

  1. Lo firmas y listo, o
  2. Maldices por todo lo que tienes que pasar durante un mes para cobrar esa porquería.

De esta situación tan habitual, surge la siguiente pregunta: ¿se puede medir la desmotivación en números? (*)

Esto sería algo así: todos queremos ganar mucha plata, pero “objetivamente”, nosotros sabemos a grandes rasgos cuanto deberíamos ganar.

Y en que nos basamos para decir que ganamos un “buen” sueldo? En nuestra propia encuesta salarial: según lo que nos dicen colegas de otras empresas, nuestros compañeros de trabajo, según el sentido común, y algunos (los más afortunados) por los datos que puedan obtener del mercado.

Volviendo entonces al tema de la desmotivación, si me rompo el lomo haciendo bien mi trabajo, hago horas extras, apago los incendios de la oficina, ayudo a los demás, y no cobro un sueldo razonable, ¿podríamos decir que ese gap entre mi sueldo real y mi sueldo “justo” es la cuantificación de la desmotivación?

Si es así, podríamos decir que a mayor distancia entre sueldo real y sueldo justo (percepción del empleado), mayor grado de desmotivación.

¿Quieres averiguar el tuyo? Muy bien, la formula es la siguiente:

% Desmotivación = (Sueldo “justo” / Sueldo real) – 1 (x 100)

 

Por ejemplo, alguien que gana $ 250.000, pero cree que debería ganar $ 300.000, tiene un grado de desmotivación del 20%. (300.000/250.000) – 1 (x100).

 

Mientras mas cerca de 0% estés, menos desmotivado vas a estar.

 

(*) El uso que le doy al término desmotivación, debería entenderse como “insatisfacción salarial”.